El coronavirus y su impacto en las cadenas de suministro globales

Las grandes crisis globales, como el reciente brote de coronavirus, y su impacto masivo en la economía muestran la necesidad de repensar de inmediato la conceptualización de la actual cadena logística y de suministro.

Las estrategias logísticas actuales funcionan, pero no acaban de ser válidas cuando ocurren disrupciones de la cadena logística. Por lo tanto, en un mundo donde los eventos disruptivos se están convirtiendo irónicamente en la norma, la actual crisis de coronavirus nos deja entrever la conveniencia de gestionar los procesos y las operaciones teniendo en cuenta el riesgo y la incertidumbre ante la ocurrencia de disrupciones. Es decir, tener cadenas logísticas y de suministra más resilientes y con una capacidad de reacción más amplia.

En este contexto, el concepto más tradicional de la cadena logística y de suministro debe replantearse, y no solo tener en cuenta los objetivos referentes a mejorar la satisfacción del cliente y el rendimiento financiero a largo plazo. Según el artículo publicado, una forma de comenzar a repensar la estrategia de la cadena de suministro es hacer una serie de preguntas básicas: ¿quién, qué, dónde, cuándo y cómo?

Las primeras tres preguntas son sencillas: ¿a quién está siendo impactado?; ¿cómo son sus cadenas de suministro primarias, secundarias e incluso terciarias?; ¿y dónde se ubica la crisis o el punto negro? En cambio, las últimas dos preguntas, cuándo y cómo, tienen respuestas más complicadas. De hecho, la pregunta cuándo, de cuánto durará la crisis, es algo para lo que ni siquiera pretendemos tener una respuesta. Pero se dispone de distintas perspectivas definidas sobre cómo abordarlo.

Por otro lado, resulta conveniente indicar que las estrategias tipo Just-in-Time, la producción bajo demanda o incluso la eliminación del stock y almacenaje han quedado en cuestión bajo estas circunstancias. Tal y como muchas empresas han podido descubrir, estos modelos no responden suficientemente ante interrupciones tan importantes de la cadena de suministro. Es conocido que el hecho de mantener niveles de inventario más altos puede costar un 0.3% –0.7% más, pero en una crisis, los niveles de inventario más altos pagan dividendos en términos de satisfacción del cliente y posicionamiento competitivo. Es decir, resulta mejor tener suficiente stock y no necesitarlo que necesitarlo y no tenerlo.

Para concluir y como reflexión final, indicar que la actual crisis del coronavirus nos recuerda a todos que siempre será mejor una gestión basada en hipótesis y planes de contingencia muy claros y definidos que un escenario hipotético en el que se asume que las adversidades externas no sucederán.

Ver artículo completo

0 respuestas en "El coronavirus y su impacto en las cadenas de suministro globales"

Deja un mensaje

Acerca de

Este Portal de Innovación es una iniciativa de la APBA para potenciar una cultura innovadora y promover el desarrollo de un ecosistema de Innovación, con el fin de garantizar la competitividad futura del Puerto Bahía de Algeciras

Lo más visto

Contacto

Autoridad Portuaria de la Bahía de Algeciras 2017 ©
X